Sin Ceros a la Izquierda (1992)

canciones

Producto de la sociedad
Retrato de joven mujer
Mi nombre
Cuando se trata de amor
El dolor de otra separación

Letra y Música:
Luis Guitarra

Producto de la Sociedad

No, no puedes decir, que te vaya mal.
Sabes que muchos por ti se querrían cambiar.
Pero la vida es así, nada es por igual.
Tú dudas de tu juventud y otros te la dan.

Y sigues en tu mundo
mientras la gente se mueve alrededor,
intentas esconderte, pero el ambiente
resalta tu color. Sales cuando anochece
te haces amigo de la oscuridad;
nada tiene sentido, te has convertido
en un producto social.
Eh, ah, eheee, Producto de la Sociedad
ah, eheee, Producto de la Sociedad.

Cantas para acaparar éxito y laureles.
Quieres al ir a actuar todos los papeles.
Tú no naciste así, algo te ha cambiado.
Lloras sin saber porqué; ¡ya estás acabado!.

Y sigues en tu mundo....

Se han olvidado muchas de aquellas canciones,
ya nada importa te cotizan por la edad.
Vives esclavo de los gustos y ambiciones,
y un día te das cuenta que esto es el final.

Y sigues en tu mundo....

subir

 

Retrato de Joven Mujer

Aún te sonríes
cuando alguien te cuenta
el chiste del doctor.
Y te avergüenzas
con indiferencia
si te hablan del amor.
La minifalda
más corta de lo normal.
Queriendo que las piernas
enseñen bien las medias al andar.

De mil colores
copiaste la imagen
de la televisión.
Como las flores
desprendes perfumes,
fragancias de ilusión.
Dejas las frases
siempre a medias y te vas
Saltando de uno a otro
para que todos sepan donde estás.

Te inventas nombres, no quieres líos,
destruyes la monotonía,
lloras sobre la cama cuando no estás bien.
Estudias y tu mente vaga
por un país de fantasía
te pones guapa por si le ves a él.
Te preguntas para qué. Te preguntas para qué.

Los quince años
se fueron sin
poderlos atrapar.
Cuando manchaste
tus labios con
un brillo artificial.
Los gestos aún de niña
el cuerpo de mujer.
Algún romance que otro
algún artista guapo
en la pared.

Frente al espejo
mezclas malicia
con ingenuidad.
Es el consejo
que en todas las revistas
suelen dar.
Vas a la calle
en busca de diversión.
Y es que a veces las piedras
no son más que un pretexto
para el rock.

subir

 

Mi Nombre

Un silbido suena tras de mí
dice tengo algo para ti.
Bajo la luz del hostal,
recostada en un portal.
Te has olvidado de mi nombre.

No te digo nada porque hablar
es igual de inútil que callar.
Sólo atiendes al cliente
(con dos más es suficiente
para poder irte a descansar).

Dime que necesitas en tu viaje algo más
-dime- de humanidad.
Dime que si a tu vida no le inyectas algo
-libre- se morirá.

Cuatro calles saben de tu ser
de una espera cara en la pared.
En el fondo de la cuesta,
has quemado tus respuestas
junto con las ganas de volver.

Dime que tus zapatos no recuerdan nada
-dime- de tanto andar.
Dime que hay veces que uno no se encuentra lo que
-dime- salió a buscar.

subir

 

Cuando se trata de Amor

Tú sabes que puede pasar,
y a ella parece no importarle nada.
Tú sabes donde has de pisar,
y ella si pisa siempre se resbala.

¡Qué importa lo que penséis!
que todo os salga al revés,
siempre se pide perdón,
cuando se trata de amor.

Tú sabes que rumbo tomar,
y ella prefiere continuar anclada.
Tú sabes como avanzar más,
y ella es feliz aunque no avance nada.

¡Qué importa lo que penséis!
que todo os salga al revés,
siempre se pide perdón,
cuando se trata de amor,
cuando se trata de amor.

subir

 

El Dolor de otra Separación

La mirada sube al techo,
el corazón da por hecho
el dolor de otra separación.
Y es que cuesta tal trabajo
renunciar a esos abrazos
que nos dejan sin respiración.

Para no sufrir más daños,
si evitamos los engaños
nadie nos tendrá que perdonar.
No se trata de hacer ascos,
ni de encerrarse en un frasco,
puesto que eso no logra evitar
que del otro lado del cristal
alguien nos proponga una aventura.

Sé que es normal
que los días se hagan diferentes.
Que al despertar
sienta ese vacío en el colchón.
No estaría mal
que telefonearas de repente
aunque sólo fuera para oir tu voz.

Si recorro las paredes
entre posters y carteles
tú me miras con esa expresión,
que yo que no soy de excesos
siempre acabo envuelto en besos
diga lo que diga la razón.

Sé que al final
el cariño vence al calendario;
la cuenta atrás
suele terminar como empezó.
Pero no estás
y esta noche no podré evitarlo,
la luna
me verá llorando en un rincón.

La mirada sube al techo...

subir

 

 

 

Agradecimientos  -  Libro de Visitas  -  Contactar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.